Darío Barrio junto a sus "colegas" Paco Roncero y Ramón Freixa / JC Morales
Darío Barrio junto a sus «colegas» Paco Roncero y Ramón Freixa / JC Morales

El chef Darío Barrio (restaurante dASSA bASSA) acaba de publicar el libro “Cocina, disfruta, vive. Las recetas que hago en casa”, en el que enseña básicamente recetas domésticas que cocina en casa para sus hijos y amigos.

Según Darío Barrio, se trata de “un libro de cocina para usar”, con recetas caseras que en buena parte heredó de su madre, y ella a la vez de la suya, aunque con un toque personal.

En la presentación, el chef, que estuvo acompañado de familiares y “colegas” de profesión como Paco Roncero o Ramón Freixa, indicó que sus platos son una apuesta por la vida saludable y el consumo responsable.

El libro de Darío Barrio incluye recetas caseras aprendidas de su madre / JC Morales
El libro de Darío Barrio incluye recetas caseras aprendidas de su madre / JC Morales

En este sentido, explicó que a la hora de cocinar hay que aplicar el sentido común, basado en la pirámide de alimentos de nuestra dieta mediterránea, y por ello, subrayó, “no hay alimentos prohibidos”.

En cuanto a sus preferencias por la cocina clásica o de vanguardia, Barrio considera que para hacer cocina de vanguardia o de innovación hay que saber cocinar de todo. “En casa, yo prefiero la cocina clásica”, aseguró.

Receta de chipirones en su tinta para hacer en casa / JC Morales
Receta de chipirones en su tinta para hacer en casa / JC Morales

El libro, prologado por Paco Roncero y publicado por la editorial La esfera de los libros, incluye 150 recetas con sus respectivas fotografías (realizadas por Iñaki Preysler) que, como Darío Barrio, son la base para que el lector luego le dé su toque personal.

Entre las recetas, el desayuno comienza con unas simples tostadas con tomate y jamón, french toast, crepes, torrijas y tortitas. Para almuerzo, merienda y cena utiliza recetas variadas de platos corrientes como cremas, sopas, ensaladas, huevos, croquetas o empanadillas; guisos de lentejas o alubias; pescados (chipirones, merluza, bacalao, rape, dorada, rodaballo), carnes (pollo, conejo, cerdo, cordero, ternera, codornices), y pastas (“la recompensa del entrenamiento”). Tampoco faltan postres dulces y, para hidratarse batidos, zumos y granizados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.