mantequilla

Los hogares españoles siguen sumidos en la crisis, y el consumo de alimentos ha descendido un 0,5% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en 327,14 kilos por persona.

A pesar de ello, el gasto per capita en alimentación de los hogares ha crecido un 1,2%, como consecuencia del aumento de precios medios.

No obstante, para llevar mejor los malos momentos económicos y debido al aumento de platos preparados dentro del hogar, los españoles apostamos por incrementar el consumo de algunos alimentos como la mantequilla, la nata o el azúcar, porque como dice el refrán, “las penas con dulces son menos penas”.

Así, según datos del Panel de Consumo Alimentario del primer semestre de 2013, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los productos que han experimentado mayor crecimiento en su compra son la mantequilla (12,2%), la nata (8,4%) y el azúcar (8%).

También ha aumentado el consumo de pan (2,5%), impulsado sobre todo por el pan fresco integral, así como el de queso (1,8%), ayudado por las variedades de bola, fundido, emmental/gruyere y de los quesos de oveja y cabra.

En cuanto a las hortalizas frescas, su consumo aumentó un 1,3%, destacando el crecimiento en la compra de judías verdes, champiñones y setas, ajos, calabacines y zanahorias. Sin embargo, en la primera mitad del año ha disminuido el consumo de berenjenas y pepinos.

Por tipos de hogar, el Panel de Consumo Alimentario constata que los hogares de retirados, junto con los formados por adultos independientes, son los que más han incrementado este año el consumo de alimentos y bebidas (1,9% y 1,5%, respectivamente).

El grupo de adultos independientes –constituido por hogares unipersonales de entre 45 y 65 años- aumenta la compra por encima de la media española de algunos productos como el jamón ibérico (21%), vino con denominación de origen (12%), queso fresco (9%), hortalizas frescas (8%) y frutas (2,5%).

Por su parte, los hogares de retirados incrementan el consumo de legumbres (10%), derivados lácteos (7,4%), hortalizas frescas (4,3%) y carne (2,4%).

Por provincias, aumentan su consumo de alimentación durante este periodo los hogares de las áreas metropolitanas de Madrid (1,9%), Bilbao (1,5%) y Barcelona (0,6%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.