La OCU fue la primera asociación en detectar el fraude de la carne de caballo en nuestro país
La OCU fue la primera asociación en detectar el fraude de la carne de caballo en nuestro país

Las asociaciones de consumidores OCU y FACUA han exigido hoy al Gobierno que haga públicas las marcas que han cometido fraude en la comercialización de productos cárnicos de vacuno en los que se ha detectado carne de caballo.

Según aseguraron ayer los ministerios de Agricultura y de Sanidad, el 4% de las 189 muestras analizadas en España dieron positivo, al hallarse ADN de caballo sin etiquetar. Dichos productos han sido retirados del mercado, pero las autoridades españolas no han informado sobre las marcas ni sobre las posibles sanciones.

La carne de caballo para el consumo humano, permitida en la UE, debe cumplir varios requisitos, como que los caballos sacrificados cuenten con un pasaporte sanitario que reseñe que el animal no ha sido sometido a ningún tratamiento veterinario. Pero al no figurar ni tan siquiera en el etiquetado, se desconoce por completo su procedencia.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que fue la primera en denunciar la presencia de carne de caballo en hamburguesas de vacuno de venta en supermercados españoles, ha exigido al Gobierno que desvele de manera inmediata el nombre de las marcas fraudulentas y que haga públicas las sanciones.

Además, la OCU pide que se garantice que, a día de hoy, no existe ningún producto en el mercado español que incluya fraudulentamente carne de caballo. “Deben retirarse esos productos y debe hacerse de forma pública, como única forma de generar confianza entre los consumidores. De lo contrario, ocultando el origen y las consecuencias del fraude, no se hace más que alimentar la desconfianza entre los consumidores hacia la calidad y seguridad de los alimentos que consumen”, subraya la organización.

Por su parte, la asociación FACUA-Consumidores en Acción ha puesto en marcha una campaña en la que llama a la “Lucha contra la falta de transparencia en los fraudes alimentarios”, para reclamar al Gobierno y las comunidades autónomas que hagan públicos los alimentos que incurren en fraudes en su composición o entrañan riesgos para la salud.

Según FACUA, las autoridades detectan fraudes e incluso riesgos en miles de alimentos cada año, pero mantienen en secreto la inmensa mayoría de casos. Por ese motivo, reclama a las autoridades competentes en materia sanitaria y de protección al consumidor que hagan públicas las irregularidades de la industria alimentaria y desvelen qué empresas engañan a los consumidores sobre la composición de sus productos o cometen irregularidades que ponen en riesgo su salud.

La campaña de FACUA incluye tres vídeos protagonizados por los actores Juanjo Puicorbé y Alba García, y por el periodista Juanjo de la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.