Sardinillas del Atlántico con trufa negra / Foto: Enrique Lage

Real Conservera Española ha presentado en el Salón Gourmets 2012 una nueva gama de productos exclusivos, en los que combina los pescados en conserva con la trufa negra procedente de Francia y la trufa blanca del norte de Italia.

El resultado de maridar pescados azules básicos y saludables, como las sardinillas o el bonito, con las distintas trufas ha sido un éxito, consiguiendo un producto de excelente sabor, aroma y textura, ya que la finura de la trufa suaviza el sabor del pescado y proporciona un aroma suave y equilibrado.

La gama de conservas con trufa está compuesta por ventresca de bonito del norte “De Costera”, trufada en aceite de oliva virgen extra con trufa blanca de Piamonte Alba; mini-sardinillas del Atlántico trufadas en aceite de oliva virgen extra con trufa negra de la región de Cognac (Francia); mini-sardinillas del Atlántico trufadas en aceite de oliva virgen extra con trufa negra de Teruel; y caviar de merluza de Cilleiro en aceite de oliva virgen extra con trufa blanca de Piamonte Alba.

Asimismo, los responsables de Real Conservera Española explicaron a Actualidad Gastronómica que están estudiando en su departamento de I+D el maridaje de las distintas trufas con otros pescados, mariscos y huevas, como las almejas al natural o las huevas de erizo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.