Foto: José Félix García.

Una investigación de la Universidad de Saint Andrews en Escocia muestra que aquellos que consumen más frutas y verduras ostentan un mayor atractivo físico, probablemente como reflejo de una mejor salud.

El estudio, que se publica en la revista digital ‘PLoS ONE’, analizó si la cantidad de frutas y vegetales consumida puede afectar al color de la piel. Sus resultados revelaron que el consumo de estos alimentos se asocia con cambios en los tonos rojizos y amarillos de la piel.

Los investigadores, liderados por Ross Whitehead y David Perrett, analizaron la cantidad de frutas y verduras que tomaban 35 individuos durante más de seis semanas y descubrieron que las tonalidades roja y amarilla aumentaban con el incremento del consumo de estos alimentos frescos.

Whitehead y Perrett también descubrieron que los cambios en el color de la piel asociados al aumento del consumo de frutas y vegetales se asociaban con un mayor atractivo físico, lo que sugiere que estos cambios externos reflejaban una mejor salud.

Los investigadores señalan que el estudio se realizó sobre todo en individuos caucasianos, por lo que deben realizarse nuevos trabajos para conocer los posibles efectos de la dieta sobre el color de la piel en otras poblaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.