Manzanas y uvas, muy aconsejables. / Foto: Ezra
Manzanas y uvas, muy aconsejables. / Foto: Ezra

El consumo de piezas enteras de manzana, uvas y arándanos reduce de forma significativa el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, según las conclusiones de un estudio internacional reaslizado sobre 187.382 personas que publica el último número de la prestigiosa revista British Medical Journal.

Sin embargo, en este caso la forma en que se ingiere la fruta sí es relevante para el resultado final. Así, los científicos destacan que si bien comer piezas de estas frutas tiene un efecto claramente beneficioso de cara a prevenir la diabetes de tipo 2, ocurre justamente lo contrario en el caso del zumo.

El estudio concluye que comer tres veces a la semana arándanos, uvas, pasas, manzanas y peras «reduce significativamente» el riesgo de diabetes de tipo 2, mientras que beber proporcionalmente más zumos eleva las probabilidades de contraer la enfermedad salvo en dos casos: el zumo de fresas y el de melón. En concreto, cambiar el consumo de las piezas de fruta por el del zumo dispara el riesgo de diabetes en un 7%.

Para llegar a este resultado los autores del trabajo, dirigidos por Qi Sun Channing, de la Facultad de Medicina de Harvard, estudiaron el efecto de una decena de variedades de fruta (uvas o pasas, melocotones, albaricoques, ciruelas, bananas, melones, manzanas o peras, naranjas, pomelos, fresas y arándanos; así como zumos de manzana, naranja, pomelo y otros.

Los investigadores consideran que sus resultados son lo bastante consistentes como para recomendar a la población que eleven su ingesta de piezas enteras de las citadas frutas con el fin de prevenir la diabetes.

Comentarios

  1. . Lo mejor para la diabetes y prevenirla es el cereal integral en grano, pqe es de lenta asimilacion-digestion, (pero con fibra, no pesada la digestion), y asi el azucar va fluyendo en sangre poco a poco y el nivel no baja…
    . Ademas esta dieta tiene otras ventajas como la de controlar mejor el calor del cuerpo tanto en invierno como verano, ya que para el verano hay una capa de frescor por fuera ya que el «calor» esta dentro y en invierno el calor esta dentro, como digo, pqe la proteina excesiva crea amoniaco en sangre y calienta la sangre volviendola muy centrifuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.