La consejera se interesa por los resultados de la Jam Session / Foto: Comunidad de Madrid

Un grupo de prestigiosos cocineros españoles, junto a estudiantes de hostelería, periodistas especializados en el sector gastronómico y empresarios del sector, han participado hoy en una “Jam Session”, en la que han podido elaborar diversas tapas que luego han degustado los asistentes.

El objetivo de este encuentro es potenciar la innovación; compartir, ofrecer y recibir conocimientos, así como intercambiar opiniones entre los distintos sectores presentes.

El origen de las “Jam Session” está en el mundo de la música jazz y en los encuentros de músicos con afinidad temperamental en los pequeños clubs de los suburbios de Nueva York a finales de los 80.

En la cita de hoy, organizada por la Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (ASEACAM), han estado presentes chefs de auténtico renombre como Abraham García, Pedro Larumbe, Alberto Chicote, Joaquín Felipe, Juan Pozuelo, Sacha Hormaechea, Juan Antonio Medina y Jorge González Carmona, que han formado grupos con estudiantes de la Escuela de Hostelería de Madrid, periodistas y empresarios del sector.

Para el trabajo, a cada grupo se les hizo entrega de una cesta de productos, para que en un máximo de dos horas diseñaran y produjeran 2 ó 3 tapas utilizando la totalidad de los productos de la cesta.

Al acto ha asistido también la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, quien ha mostrado el respaldo del Ejecutivo autonómico al sector agroalimentario, que da empleo a más de 20.000 personas en la Comunidad y representa el 1% del PIB de la región.

La consejera destacó que “el sector restaurador madrileño ha sabido situarse a la vanguardia de España en este terreno gracias a su capacidad para innovar sobre la base de una riquísima tradición culinaria y una exigente selección de la materia prima”.

El sector agroalimentario agrupa a más de 1.500 industrias, de forma que Madrid es la sexta región en importancia en este campo y aporta el 8,5% al valor de la agroalimentación nacional con una facturación de 3.890 millones de euros.

“Madrid no es sólo un referente internacional por el nivel de sus restaurantes, y un polo de atracción para muchos de los mejores cocineros de España que han querido desarrollar aquí su carrera profesional, sino que es también una región productora de multitud de alimentos de primera calidad”, concluyó Mariño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.