Annie en una de sus clases de cocina

Ann Popelka (Appleton, Wisconsin 1965) o Annie, como la conocen sus seguidores, es una cocinera estadounidense protagonista en nuestro país del programa de Canal Cocina Las recetas de Annie. Cuenta que cuando era adolescente pasó una temporada en Castellón, con una familia que regentaba una casa de comidas. Fue entonces cuando se enamoró de la gastronomía española, “la mejor del mundo”. Cree que la cocina estadounidense puede aportar a la española una nueva forma de comer, como el brunch, y subraya las bondades de una buena hamburguesa casera. Ahora, de la mano de Taste of America, imparte todos los miércoles clases gratuitas de cocina norteamericana en el Gourmet Experience de Castellana, en Madrid.

Analista financiera, MBA, ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

Siempre me ha fascinado la cocina. Cuando era pequeña, fingía tener un restaurante en el jardín de mi casa. Hacía menús para mis hermanos, ponía manteles, música de Frank Sinatra y servía desayunos y almuerzos. Me chiflaba porque mi abuela materna tenía un asador, tipo el Donostiarra, pero allí. En lugar de ir los del Real Madrid acudían los del equipo de los Green Bay Packers,  ganadores dela  Super Bowl. Ella tenía mucho don de la cocina y yo soy un poco así.

¿Es cierto que llegó a nuestro país de adolescente y quedó prendada de la gastronomía española?

Fui  a Castellón cuando me quedaba un año para acabar el instituto. Me tocó una familia que tenía una casa de comidas y siempre estaba con la madre en la cocina, viéndole hacer paella, calamares, pinchos, todo. Cuando regresé a Estados Unidos, llevaba a mi clase de español una tortilla de patatas y cosas así…Me chifla la gastronomía española. Me parece increíble la buena comida que hay en España. La materia prima es la mejor que he visto en el mundo. No tiene comparación con lo que hay en los supermercados americanos.

¿Qué pueden aportar los productos norteamericanos a la cocina española?

Creo que la gastronomía de allí puede enriquecer un poco lo que hay aquí. No voy a mentir: la española es la mejor. Pero en Estados Unidos tenemos una cocina indígena: las judías, la calabaza, el maíz… son de nuestro continente. Y tenemos una comida étnica que es distinta, por ejemplo la comida italoamericana es diferente de la italiana. Puede aportar una nueva manera de comer, por ejemplo el brunch, que es muy americano y en muchos sitios en España ya se hace un brunch dominical, con música jazz.

¿Le ha hecho un mal favor la comida rápida a la cocina tradicional estadounidense?

Creo que no, porque tiene su papel y merece su lugar. Una hamburguesa no es exclusivamente lo que pueda vender un Mc Donalds. La hamburguesa casera americana es muy buena. Y sin perritos calientes no puedes ir a ver un partido de béisbol en verano. Siempre se necesita comida rápida.

¿Se puede hacer cocina de vanguardia en el hogar?

Para una cosa puntual, como una fiesta, sí. Pero para mí, el hogar es para comida casera. La vanguardia tiene su sitio en los restaurantes. Yo, cuando tengo gente en casa, me gusta que coman mucho, que beban y que se sientan bien.

 ¿Qué es mejor en estos tiempos de crisis? ¿Un psicólogo o aprender a cocinar?

Yo diría un sacerdote…(bromea) Para mí aprender a cocinar. Se puede empezar con una receta para hacer pollo, hacer un caldo, con el resto croquetas…Es relajante.

¿A qué político le recomendaría unas buenas clases de cocina?

A George H. W. Bush, porque tiene fama de que no le gusta el brócoli y yo tengo unas buenas recetas.

 ¿Cookies o madalenas?

Muffins.

 Un restaurante.

Una casa de comidas

Un plato.

 El plato que lleva la comida de la estación. Los primeros espárragos, los primeros fresones… Hoy he puesto mi primera dorada del cantábrico. Es una gozada ir al mercado, cambia igual que los árboles cambian de hojas.

Un vino.

Un Tagonius crianza de 2006.

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, hay veces en que la comida rápida es necesaria. Y una hamburguesa casera bien hecha puede hasta no entrar en esta categoría.

  2. Si es que Annie es toda una «fuera de serie», y no soy el único que opina los mismo, ya que conozco a varias de sus alumnas que han disfrutado sus clases magistrales y están encantadísimas con ella.

    PabloD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.