Furgoneta con la que la empresa de Marky Ramone recorre las calles de la Gran Manzana. / Ag

El ex batería de los Ramones Marky Ramone, de 54 años, se ha liado la manta a la cabeza y ha puesto en marcha Cruisin’ Kitchen, un negocio de venta ambulante de comida rápida en Nueva York. Tal y como reza su eslogan, “No restaurant needed”, ¿para qué necesitamos un restaurante si Marky nos lleva la comida donde le digamos?

A bordo de una furgoneta negra decorada con unas vistosas llamas, la empresa del que fuera miembro del mítico combo neoyorquino recorre las calles de la Gran Manzana para ofrecer a todo aquel que lo desee unas poco sofisticadas, pero apetitosas, albondigas en salsa de tomate.

El estilo de Cruisin’ Kitchen es de tratoría y al frente de sus fogones está el chef Keith Album, formado en el French Culinary Institute. Sin embargo, las ‘meatballs’ o albóndigas con la salsa «Marky Ramone’s Brooklyn’s Own Marinara Sauce» es el plato estrella de la carta de esta cocina sobre ruedas.

Marky Ramone, que fuera segundo batería de los Ramones tras Tommy, se ha convertido en todo un emprendedor y ha seguido los pasos culinarios de famosos como Paul Newman, que también lanzó al mercado una exitosa salsa de tomate. En el caso del baterista neoyorquino, su salsa para pasta se vende en su web al precio de 88 dólares la caja de 12 tarros.

Además de su faceta empresarial, Marc Bell (nombre real de Marky) no ha dejado de lado la musical y continúa aporreando los tambores con su banda, Marky Ramone’s Blitzkrieg. El próximo jueves 24 de mayo le tendremos actuando en Madrid (sala Gruta 77) y, dos días después, en Barcelona (Apolo). A ver si se estira e invita a unas albóndigas a sus fans.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.