Rodrigo de la Calle, ayer en la presentación de Abarrotes / Foto: L. Prieto
Rodrigo de la Calle, ayer en la presentación de Abarrotes / Foto: L. Prieto

Inspirándose en los navegantes que, allá por los siglos XVI, XVII y XVIII, traían a Europa alimentos entonces desconocidos de las Indias, los responsables de Vinos Sanz han desembarcado a orillas de la A-6 para poner a disposición de los habitantes de Las Matas y toda su área de influencia un espacio de nombre marinero dedicado a la alta gastronomía, Abarrotes.

Gracias a esta iniciativa la población de esta zona cercana a Madrid no tendrán ya que aventurarse a atravesar el océano de la A-6 para hacerse con productos gourmet de la máxima calidad, ya que la tienda de Abarrotes presenta un surtido ciertamente envidiable, sobre todo en lo que se refiere a conservas y bebidas premium, así como embutidos, panes, quesos o salazones, sin olvidar, claro, los vinos, que de esto en Vinos Sanz saben lo suyo.

Pero Abarrotes nace con una vocación mucho más ambiciosa que ser una mera tienda para gourmets; pretende ser la referencia de alta gastronomía en la zona, y para ello dispone de toda una planta dedicada a enseñar a cocinar, el Aula de Gastronomía, que también podrá albergar distintos eventos relacionados con la buena mesa.

Para su puesta de largo Abarrotes contó este miércoles con un invitado exepcional: el chef Rodrigo de la Calle, que a lo largo de más de dos horas realizó toda una exhibición utilizando únicamente productos disponibles en la tienda. Las tapas, en las que los vegetales acaparaban gran parte del protagonismo (memorable la alcachofa rebozada), fueron desfilando sin parar, bautizando con sus aromas el nuevo espacio dirigido por Ernesto Sánchez y Giampaolo Galimberti.

Pero, a diferencia de otras iniciativas en los que aparece un gran chef, aquí Rodrigo de la Calle seguirá vinculado al proyecto a largo del tiempo, prestando su buen hacer y su sabiduría, tal como señaló Galimberti a Actualidad Gastronómica. Sánchez, por parte, describió Abarrotes como una nueva forma de Vinos Sanz de «acercarse a sus clientes» para brindarles «un descubrimiento de lo gastronómico» que vaya mucho más allá de los vinos. «Queremos que sepan cómo se elaboran los productos, y cómo se conservan, y queremos que la gente participe», añadió Sánchez.

La tienda de Abarrotes.
La tienda de Abarrotes.

Comentarios

  1. Un negocio muy mal gestionado, nada serios. Cuidado con los productos que ofertan a buen precio a modo de cata, en un par de ocasiones las cervezas que tenían a un euro estaban caducadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.