Siguiendo la tendencia que busca definir cada vez más la influencia del terroir en los vinos, tres bodegas de Rías Baixas (Pazo Señorans, Pazo Baión y Pazo San Mauro) trajeron a Madrid en el marco de Madrid Fusión sus últimas creaciones, todas ellas determinadas por la influencia de los suelos graníticos propios de la región gallega.

El prestigioso enólogo Pepe Hidalgo, de Pazo Baión, el pago que otrora estuvo en manos del famoso narco Laureano Oubiña y que fue adquirido de manos del Estado por Condes de Albarei, presentó el Pazo Baión 2010, que llega al mercado tras 6-8 meses de estancia en botella y 4-6 meses sobre lías. De color pajizo pálido, es limpio y transparente. En nariz se aprecian las flores, las frutas y los cítricos, así como los balsámicos, y en boca resulta bastante equilibrado. Aunque el propio Hidalgo reconoció que personalmente “no cree mucho en la mineralidad”, es innegable la influencia del granito meteorizado del pazo.

También resultan muy equilibrados los caldos de Pazo Señorans. En el de 2010 la variedad albariño está muy presente. Se trata de un vino bastante robusto y untoso en boca, mientras que en nariz es muy atractivo, con dominio de aromas primarios, resaltando la manzana Golden acompañada de cítricos.

Por último, el Pazo San Mauro 2010, de color amarillo pajizo y también muy equilibrado, se presenta con aromas de fruta fresca, cítricos y florales intensos. En boca resulta frutal, fresco y amplio, con un potente final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *