El Foro de Internacionalización de Mercados Exteriores Consulting and Events ha animado al sector vinícola español a invertir en mercados emergentes como China, México y Brasil, que se prevé que en la actual década aumenten exponencialmente el consumo de vino.

Segun informa el Foro en un comunicado, en los próximos años se presentan buenas oportunidades de negocio para los importadores de vino españoles en diversos mercados internacionales. Los expertos indican que la década actual será la “década dorada” para el vino en países como China, en el que el vino ha desplazado a la cerveza como bebida generalizada en las comidas.

Se prevé que para el 2020 China sea el primer país en consumo de vino. En este caso, la producción local no satisface a la demanda. De ahí que el crecimiento de importaciones de vino entre los años 2001 y 2010 haya sido de alrededor del 2.400%.

Además, España es actualmente el principal importador de vinos a algunos países del continente americano, como por ejemplo México. El consumo per capita de vino en México es de aproximadamente 0.16 litros al año. Las importaciones de vino español  mantienen el 37% del consumo nacional. El segundo país importador en México es Chile, que mantiene el 25% del consumo.

Actualmente el vino mexicano y su región vitivinícola están experimentado un fuerte auge. Los mexicanos consumen principalmente vinos importados, y sólo el 40% de los vinos producidos en México son consumidos por mexicanos.

MAS EXPORTACION A BRASIL
Por otro lado, en Brasil, el mercado importador de vinos ha mostrado un crecimiento continuo de las operaciones, tanto en volumen como en valor, durante el período comprendido entre 2006 y 2010. En la actualidad las importaciones de Francia y España representan el 9% de los volúmenes totales importados.

Los vinos españoles van dirigidos a un sector de la población de nivel adquisitivo medio-alto, puesto que el precio medio ponderado del vino español en Brasil es de 5,93 dólares. No obstante, sigue existiendo aún una política proteccionista que dificulta la entrada en este país. Existen medidas como una elevada protección arancelaria, la exigencia de un sello fiscal y un sistema de tramitación de licencias de importación que protegen sobre todo a los productores locales concentrados principalmente en el sur del país.

No obstante, los grandes suministradores de vino en Brasil son Chile, Argentina e Italia, que representan el 74% del volumen importado.

Otros mercados atractivos para los importadores españoles, según los expertos, son Polonia, en el que se prevé que en el año 2016 el consumo de vino ascienda a los 107 millones de litros, o Rumanía, en el que se han importado 20.000 toneladas en el año 2011.

Estas son algunas de  las conclusiones que se extraen del I Foro de Internacionalización que se ha celebrado el pasado mes de febrero en Fira de Barcelona. La Consultora internacional Mercados Exteriores Consulting & Events ha analizado la situación del sector y ha hecho un llamamiento a la internacionalización.

Las exportaciones españolas, en general,  han crecido en los 10 primeros meses del 2011 un 16% respecto al mismo periodo del año anterior. Aún así, más de 200.000 empresas españolas reúnen las condiciones óptimas para exportar, pero siguen sin hacerlo. El principal objetivo del Foro de Internacionalización ha sido precisamente concienciar a las PYMES de la necesidad de optar por la internacionalización y ayudarles a valorar las alternativas que existen en mercados emergentes.

Para facilitar la entrada de las empresas españolas en estos mercados, José Montoro, gerente de Mercados Exteriores C&E, ha abogado por “la colaboración público-privada en el mundo de la exportación, de manera que las administraciones puedan apoyarse en empresas consultoras especializadas”.

Comparte nuestra noticia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *