Andrea Tumbarello, con su trufa blanca
Andrea Tumbarello, con su trufa blanca. Foto: A. González

No falla; llega la hora de la subasta de la trufa y emerge, como un ciclón transalpino, la figura enorme de Andrea Tumbarello, también conocido como Trufarello o, simplemente, el rey de la trufa. Este año volvió a alcanzar la gloria en la subasta por tercer año consecutivo, aunque su felicidad no fue completa. Se llevó la trufa blanca de 375 gramos por 8.600 euros tras una dura pugna con un responsable de la cadena hotelera Iberostar, pero otro miembro de la conocida firma hotelera le birló el lote de trufas negras de Huesca al pujar hasta los 5.500 euros, cifras de récord en ambos casos. La subasta tiene fines benéficos.

Tras hacerse con el preciado producto, recolectado en Asti (Italia) al límite de la temporada (15 de enero), Tumbarello experimentaba una mezcla de satisfacción, la de tener entre sus manos la preciada trufa, objeto del deseo de todo el auditorio, y de enfado por lo que tuvo que pujar para conseguirla: “Ha sido un gesto de amor por la trufa, por el orgullo de tenerla porque es mi producto preferido, no lo hago por publicidad como la otra parte” (en referencia de los representantes de Iberostar), dijo el chef de Don Giovanni, que sin embargo tampoco es ajeno a la a atención de los medios cuando, cada año, protagoniza la conocida subasta.

Tumbarello tiene claro qué va a hacer con la trufa: cocinarla hoy mismo para un grupo de amigos entre los que cita al propio Juan Mari Arzak y a Pedro Subijana.”Yo la disfruto de verdad, y la meto en todos los platos”, decía mientras miraba de reojo a los ganadores de la subasta de la trufa negra. Si las miradas mataran…

Las trufas negras, por su parte, serán las protagonistas de unas jornadas gastronómicas sobre la trufa en el Hotel Antelia de Tenerife, de la cadena Iberostar. El encargado de medirse con Trufarello y ganarle en la subasta fue Honorato Espinar, responsable de Logística de la cadena, que llegó hasta los 5.500 euros para llevarse los tres cuartos de kilo de trufa negra de Huesca .”Iberostar está comprometida con las buenas causas”, explicó haciendo referencia a los fines benéficos de la subasta.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *