Según la Asociación Española de Fabricantes de Verduras Congeladas (ASEVEC), la industria de las verduras congeladas facturó 775 millones de euros en 2017 y tuvo un crecimiento de producción del 13 por ciento. El sector facturó el pasado año el 64 por ciento de lo cultivado y las verduras más demandadas fueron brócoli, pimientos, guisantes, judías verdes y espinacas.

Estos datos desvelados por ASEVEC, que agrupa a doce compañías que representan el 95% de la producción nacional, suponen según afirma su presidente José Félix Liberal los mejores datos de los últimos diez años y posicionan a nuestro país como uno de los líderes del sector en el ámbito internacional.

La industria española de verduras congeladas es la segunda más importante del continente después de la belga. Fuera de Europa, la verdura congelada española tiene en Estados Unidos, Brasil, Canadá y Arabia Saudí a sus principales mercados.

Las Comunidades Autónomas que concentran los mayores volúmenes de producción de verduras congeladas son Navarra y Murcia, ya que entre las dos abarcan un 66% del total. Tras estas dos comunidades se sitúan Castilla y León, La Rioja, Extremadura, Castilla La Mancha, Aragón y Andalucía como comunidades clave en la producción de verduras congeladas.

La verdura congelada de mayor éxito es el brócoli, más consumido en el exterior que en España y cuyo cultivo destinado a la congelación sigue manteniendo el liderato con un 16% del total nacional (algo más de 130.000 toneladas).

Le siguen en segundo lugar los pimientos, que representan ya el 14% de la producción en España, y en tercer lugar los guisantes. A esta clasificación se suman en orden consecutivo en producción las judías verdes, las espinanacas, la zanahoria, la coliflor y la cebolla.

Según señalan el comunicado de ASEVEC, las verduras congeladas constituyen un producto clave para los hogares dado que se recogen en su momento óptimo de maduración y mantienen todo su valor nutritivo equiparable al de las verduras frescas y contribuyen así a llevar una dieta variada y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *