Este año, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha contado para la calificación de la añada de 2017 con la colaboración de un Comité Excepcional de Calificación formado por ocho de los mejores sumilleres de España. Tanto el pleno del Consejo Regulador como el grupo de sumilleres coinciden en calificar a la añada de 2017 como Muy buena. La cata a ciegas que se realiza cada año califica la cosecha como Deficiente, Regular, Buena, Muy buena o Excelente.

Cerca de 300 bodegas forman parte de esta demarcación situada en la cuenca del río Duero y seleccionada como Mejor Región Vitícola del Mundo en 2012. Los responsables del Consejo Regulador explican que los vinos de la cosecha de 2017 poseen una equilibrada acidez con un tanino de alta calidad en el caso general y un buen equilibrio gustativo. Serán vinos que se reservarán en su mayoría para guarda y que llegarán al consumidor en los próximos años sin descartar que alguno pueda acoger vinos jóvenes.

El Comité Excepcional de Calificación de sumilleres con el que ha contado el Consejo Regulador ha estado formado por Caroline Wästersved de ABaC Restaurant, Miguel Martín y Ángel Fernández de DiverXo, Rubén Pol (Disfrutar), Noemí Martínez (Restaurante Trigo), Álvaro Prieto (El Club Allard), Elsa Gutiérrez (Annua) e Iván del Pozo (Baluarte). Los restaurantes ABaC y Diverxo cuentan con tres estrellas Michelin cada uno; Disfrutar, El Club Allard y Annua poseen dos estrellas respectivamente y tanto el Restaurante Trigo como Baluarte atesoran una estrella de la guía francesa.

Los sumilleres, que dirigen las bodegas y cartas de vino de restaurantes españoles con entre una y tres estrellas Michelin, han catado una selección de diez vinos seleccionados entre más de 300 referencias por el Departamento Técnico del Consejo Regulador.

La puntuación otorgada por cada sumiller se ha introducido en un sobre cerrado y firmado que fue abierto por el Pleno en la reunión ordinaria de Consejo que tuvo lugar el 12 de marzo. La decisión fue unánime y calificó a la cosecha de 2017 como ‘Muy buena’.

Según señala en comunicado de prensa Enrique Pascual, Presidente del Consejo Regulador, “el Pleno acepta la puntuación obtenida por el Comité de Calificación de Cosecha y decide por unanimidad otorgar a la Cosecha de 2017 en la Denominación de Origen Ribera del Duero la calificación de ‘Muy buena'”.

Foto: José I. Berdón/CRDO Ribera del Duero.

Un invierno difícil merma la productividad de las vides

La cosecha del 2017 se ha visto marcada climatológicamente por la sequía invernal y una fuerte helada registrada en abril que mantuvo a las vides por debajo de cero grados más de siete horas y que ocasionó una merma productiva y cierta pérdida de ciclo vegetativo. Sin embargo, pese a la sequía del invierno las lluvias de mayo consiguieron acelerar el ciclo de la vid.

La cosecha ha terminado dadas estas condiciones en una producción escasa de alrededor de 55 millones de kilogramos de uva, lo que supone un 60% de la media productiva de la última década y un 41% en relación a la cosecha anterior. Características técnicas como el pequeño tamaño de las bayas hacen que la cosecha de 2017 recuerde a la de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.