Todo está listo para que Fenavin abra sus puertas el martes 7 de mayo./ Ag
Todo está listo para que Fenavin abra sus puertas el martes 7 de mayo./ Ag

La séptima edición de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), que abrirá sus puertas desde este martes, 7 de mayo, hasta el día 9, funcionará como catalizador para el negocio del vino español en el mundo, en medio de una coyuntura económica desfavorable. Para ello, la organización de la Feria, impulsada por la Diputación provincial de Ciudad Real, ha previsto un espacio de casi 30.000 metros en el que mostrarán sus vinos 1.214 bodegas de toda España.

Los organizadores de esta feria se han propuesto impulsar al máximo las posibilidades para que oferta y demanda puedan encontrarse durante estos tres días y analizar y proponer nuevas vías para prestigiar el consumo de vino, en un momento en el que la propia situación económica y el escaso consumo de los españoles hablan del mal momento que atraviesa el sector.

Las 1.214 bodegas que tendrán sus vinos en Fenavin supone un 1.4% más que en la edición anterior, destacando la presencia de un 51% de bodegas castellano-manchegas. Además, habrá presencia de vinos de todas las denominaciones de origen del país.

En este escenario enfocado netamente al negocio, el número de compradores nacionales e internacionales se acercará a los 13.000, un 4,83% más que en la edición anterior, y la organización gestionará 700 compradores llegados de 61 países del mundo, y casi 3.000 nacionales, a través del Programa “Contacte Con…”, que ha permitido que se hayan cerrado ya 6.136 citas de negocio para los tres días de Feria.

Con todo ello, la organización busca alcanzar una ratio de número de compradores por bodega muy aceptable para que el aprovechamiento de los tres días de trabajo sea máximo, casi el equivalente al esfuerzo de un año de búsqueda de contactos.

El segundo objetivo de esta séptima edición de la Feria, prestigiar el consumo del vino, recibirá un fuerte empujón con la presencia del mayor número de figuras relevantes del mundo de la cultura, la moda, el deporte y la gastronomía de todas las ediciones celebradas, en las más de 70 actividades programadas. La idea es prestigiar el consumo de vino, reavivando sus conexiones históricas con valores culturales, saludables, estéticos y deportivos.

De este modo, la Programación de Actividades incluyen, además de jornadas y conferencias formativas sobre cómo exportar mejor a distintos países o acerca de las últimas tendencias en marketing y nuevas tecnologías para optimizar la venta de vino. Este año está prevista la presencia de escritores como Luis García Montero o Benjamín Prado, gente del cine como José Luis Cuerda o José Luis Garci, y periodistas como Olga Viza o José Ribagorda.

Por su parte, Robert Joseph, considerado una de las 50 personalidades más influyentes del mundo del vino internacional, fundador del International Wine Challenge y editor jefe de la publicación Wine Business Internacional,  intentará arrojar luz sobre las claves para conocer los gustos de los consumidores en distintos países. También participarán Pedro Ballesteros, Master of Wine español, María José Huertas, Nariz de Oro y sumiller de la Terraza del Casino de Madrid y David Seijas, sumiller de El Bulli hasta su cierre y Nariz de Oro 2006. También en esta edición el cocinero Pedro Subijana recibirá el premio especial de la Federación de Profesionales de Sala.

El vino como ingrediente

Entre las bodegas presentes este año destaca Félix Solís, que intentará sorprender a los asistentes con un showcooking diario de pinchos elaborados a base de vino y coctelería con vino. Todos los días, de 12:30 a 14:30 horas, los asistentes a Fenavin, tendrán la oportunidad de degustar pinchos elaborados a base de los mejores vinos de las Denominaciones de Origen Valdepeñas, Rioja y Rueda que el grupo elabora bajo los sellos Félix Solís y Pagos del Rey.

Los pinchos creados para esta edición por el cocinero valdepeñero Sergio Fernández Bernal son: Cuajada de Foie con reducción de vino tinto y fresas bañadas al vino blanco, que proponen maridar con Analivia Verdejo (de la bodega Pagos del Rey en Rueda), Tarrina de queso sobre hojaldre con caviar de vino tinto, ideal según esta bodega para degustar con Arnegui Crianza (de la bodega Pagos del Rey en Rioja) y paté de perdiz sobre pan de especias, acompañado de anchoa bajo un velo de vino rosado, que recomiendan acompañar con Arium Rosado de Félix Solís (D.O Valdepeñas).

Comparte nuestra noticia...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *