Archivo | Salud

Tags: , ,

Zumos vegetales y zumos curativos

Publicado el 03 Agosto 2016 Por AG

Los zumos vegetales, una opción cada vez más frecuente. / Foto: Rob Bertholf

Los zumos vegetales, una opción cada vez más frecuente. / Foto: Rob Bertholf

¿A quién no le apetece tomarse un zumo en verano? Los médicos somos firmes partidarios de los zumos naturales, pero nos gustan menos los zumos envasados, por el exceso de aporte calórico que suponen. No obstante, en las últimas semanas, he podido comprobar cómo ha proliferado (en supermercados, cafeterías, tiendas específicas, portales de internet) la disponibilidad de zumos y licuados que se ofertan como “opciones saludables”. Se trata de bebidas que contienen elementos vegetales, algunos tan sorprendentes como la alfalfa, la col o las espinacas. Esta tendencia, en el plano profesional y con pleno sentido, ha sido incorporada incluso al maridaje de platos en la alta cocina, tal y como ocurre en el restaurante El Invernadero, de Rodrigo de la Calle, donde –a modo de bienvenida– se ofrece al comensal una cerveza artesana de aloe vera, para luego seguir con jugos variados, como el de remolacha y lombarda.

Se trata de productos cuya publicidad se enfoca generalmente hacia al público adulto, si bien los niños los podrían consumir también. Otra cosa es que su sabor convenza a un paladar poco acostumbrado a la novedad, como es el infantil. Como propuestas, no hay por qué que desestimarlas, siempre y cuando no contengan azúcares añadidos o un elevado índice glucémico.

Este nuevo nicho de mercado nace a remolque de diversos estudios que, en los últimos 15 años, han demostrado con pruebas científicas el beneficio para la salud de algunos zumos concretos. Pasemos a comentarlos algunos de ellos:

-Zumo de arándanos e infecciones del tracto urinario. Tras varios artículos que establecían la relación inversa entre el consumo de este zumo y la aparición de infecciones de orina, el prestigioso evaluador de metaanálisis Cochrane se ocupó de desestimar dicha relación.

-Zumo de cebolla cruda y alopecia areata. Algún artículo avala el consumo de este zumo a la hora de combatir la alopecia areata, apelando a su efecto modulador del sistema inmunitario.

-Zumo de limón en los pacientes con hipocitraturia y cálculos renales. Este zumo podría suponer una alternativa al citrato potásico, tal cual se postuló en un artículo publicado en la revista Urology Research.

-Zumo de pasto de trigo y colitis ulcerosa. Un ensayo clínico doble ciego demostró que el consumo regular (una vez al día durante un mes) de este zumo era eficaz como adyuvante en el tratamiento de la colitis ulcerosa distal activa.

-Zumo de cereza y artrosis de rodilla. Inicialmente se obtuvo resultados prometedores con este zumo a la hora de reducir el dolor en estos pacientes, si bien dicho efecto no se consiguió demostrar.

-Zumo de piña diluido y gastroenteritis aguda leve. La prestigiosa revista JAMA publicó recientemente que es lícito rehidratar a los niños con deshidratación leve con este zumo, en lugar del suero convencional.

Por Iván Carabaño, jefe de Pediatría del Hospital General de Villalba y el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles.

Comentarios (0)

Tags: , ,

La tortilla de patata, tesoro nutricional

Publicado el 18 Marzo 2016 Por AG

Tortilla española clásica. / Foto: Actualidad Gastronómica

Tortilla española clásica. / Foto: Actualidad Gastronómica

 

Por el doctor Iván Carabaño, jefe de Pediatría del Hospital General de Villalba y el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles.

Recuerdo las excursiones con mi padre al centro de Madrid para comer un buen bocata de tortilla en alguna de aquellas tascas de la época heroica. Ya saben: de palillo y serrín en el suelo, aire un tanto viciado y jolgorio de conversaciones. Hoy apenas quedan, pues han sido sustituidas por el panasiático de turno, la cevichería insólita o el turco de plástico.

La tortilla de patata es uno de los platos emblemáticos de la gastronomía española, y como médico no puedo sino cantar y contar sus méritos nutritivos. Pensemos en sus elementos esenciales: huevo, patata y aceite, sobre los cuales se puede introducir toda suerte de modificaciones. La tortilla de patata aporta entre 85 y 150 kcal por cada 100 gramos, dependiendo de su modo de preparación. Se trata de un plato muy completo, pues la patata aporta hidratos de carbono de absorción lenta, que son los que más nos interesan a los divulgadores de la salud; el huevo, proteínas de alto valor biológico (esenciales para el cuerpo) y fosfolípidos (un nutriente de nuestro cerebro); el aceite de oliva, aporta un perfil lipídico muy ventajoso: ácidos grasos monoinsaturados, que contribuyen a reducir el colesterol en sangre.

¿Cuál es el acompañante ideal de la tortilla de patata? Tiremos de un clásico: el pan, bien en forma de “pincho” (se le llama así porque lo suyo es que se ofrezca un tenedor pinchado sobre la ración de tortilla) o en forma de “bocadillo”. El pan aporta fibra y minerales. La fibra contribuirá a que el aceite de la tortilla se absorba más lentamente, y por tanto el cuerpo tendrá más tiempo para que el metabolismo se adapte.

Pienso en otras alternativas, también muy válidas, y que giren en torno a la fibra. Por ejemplo, una ensalada mixta marida perfectamente con la tortilla; o un simple, rojo y redondo tomate, aderezado con un chorro fino de aceite de oliva en crudo. Recordemos que nunca como estos días se ha hablado tanto de los antioxidantes, y esta solanácea lo es. Se trata de un buen aliado pediátrico, pues el tomate hace disfrutar a un sinnúmero de niños, dada su textura amable y carnosa, y su puntito de acidez. Todavía se pueden encontrar tomates que saben a tomate en algunas huertas destacadas, como las de la localidad madrileña de Villa del Prado, donde he podido disfrutar a su vez de unas fresquísimas acelgas rojas y de unos puerros más dulces que de costumbre.

La historia de la tortilla de patata se las trae. Hay quien dice que nació en Navarra, otros en Extremadura, otros que ni en un sitio ni en el otro. De lo que sí hay constancia es de su origen humilde, pues surgió, según se cuenta, para que tres huevos consiguieran el milagro de alimentar a cinco personas. Así, el aderezo de patatas, trozos de pan y otros descartes alimentarios ejercían un efecto multiplicador y saciabuches.

Como ha ocurrido con tantos platos tradicionales de corte humilde, se han ido incorporando a la cocina doméstica y a la restauración profesional, ya sin el estigma de la pobreza de por medio. Eso ocurrió con las migas, el gazpacho, la ropa vieja, la tortilla de patata y tantos ejemplos. Qué harían nuestros ancestros si vieran, por ejemplo, la tortilla revisitada de Mario Sandoval, hecha a base de huevo sometido a un complejo proceso de hidrólisis con al ayuda de expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas…

Si me lo permiten, yo me quedo con la tortilla de patata de mi mujer y con la de mi madre, pues hay ciertos platos que formarán parte siempre del imaginario sentimental. Pero, puestos a hablar de profesionales tortilleros, yo elijo sin duda a Nino Redruello, chef de Las tortillas de Gabino. Este último reinterpreta la tortilla de patata de múltiple modos y maneras, en una versión siempre jugosa, que nunca falla, pues le pone cariño y una materia prima excepcional. Si me lo permiten, de todas cuanto allí, ofrece, yo me quedo con la trufada.

Comentarios (0)

Tags: , , , ,

El jamón ibérico, una joya bajo control

Publicado el 29 Julio 2015 Por AG

jamon-iberico-de-bellota

Por su sabor, su presencia en la gastronomía española y su aporte a la salud, el jamón ibérico es el rey de la mesa. Pero esa fama cuesta. Para ser ese producto de calidad que se nota en el paladar, pasa un estricto proceso, que desde hace casi año y medio es avalado por una nueva norma que certifica su pureza. Además, conscientes de su relevancia, los científicos se han volcado en idear sistemas para que su calidad sea suprema.

La semana pasada, investigadores del Instituto de la Grasa, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, han anunciado el desarrollo de modelos matemáticos para predecir el momento óptimo de curación del jamón. El objetivo es saber el punto exacto en el que una pieza tiene que pasar de una fase a otra, por ejemplo, del secadero a la maduración en bodega, según informa la Fundación Descubre.

El modelo consiste en un ajuste de ecuaciones matemáticas obtenido tras el análisis de diez jamones durante todo el proceso de curación, desde el sacrificio del cerdo hasta que la pieza es viable, durante tres años. Perfil de la grasa y perfil de humedad son algunos de los parámetros que se tienen en cuenta para que una pieza de jamón obtenga luz verde para la siguiente fase.

Después de analizar los datos conseguidos cada hora, los expertos vieron la fracción de lípidos del tejido adiposo subcutáneo del jamón ibérico durante el curado en seco y estudiaron los compuestos volátiles producidos. Según sus investigaciones, la subida de temperatura va ligada con la generación y pérdida de los hidrocarburos, reduciéndose su cantidad durante la curación. “Si conocemos todo el recorrido de la pieza, es más fácil saber dónde se ha producido algún fallo”, explica el responsable del estudio, Manuel León.

Precisamente, para asegurar al consumidor que no hay fallos, certificar el rigor y el control en los procesos y evitar el fraude, el Gobierno aprobó en marzo de 2014 la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos. En resumen, los consumidores pueden optar por jamón ibérico y paleta ibérica de bellota, de cebo de campo y de cebo, puesto que ha desaparecido la denominación de recebo.

El comprador tiene la posibilidad de saber la pureza de la pieza que compra, ya que cuando es de 100 % raza ibérica está indicado en la etiqueta, además de que el resto de jamones incluyen también el porcentaje de ibérico que contienen. De esta forma, quien se haga con una pieza de Sánchez Romero Carvajal o un jamón 5 Jotas, por ejemplo, no tendrá duda alguna de que se trata de productos procedentes de cerdos de raza 100 % ibérica.

Es tan sencillo como fijarse en el color de las etiquetas de los jamones, ya que desde el 1 de marzo de 2014 son de colores para facilitar la distinción. Negra para los de bellota 100 % ibéricos; es decir, procedentes de cerdos alimentados con bellota en la dehesa sin aporte de pienso; roja para los de bellota ibéricos, pertenecientes a cerdos cruzados con raza Duroc pero alimentados con bellota; verde para los de cebo de campo ibéricos, de cerdos alimentados con pienso en explotaciones extensivas o intensivas al aire libre, y blanco para los de cebo ibéricos, de animales alimentados con pienso en granjas con movimientos limitados.

España, exportador número 1

Todo este esfuerzo se reconoce fuera de nuestras fronteras, siendo España casi el único exportador mundial de jamón ibérico. En 2014, se vendieron a otros países más de 80.000 toneladas de jamones y embutidos españoles por un valor de 384,4 millones de euros, según datos del Ministerio de Agricultura. La Unión Europea es la principal compradora de estos manjares, con Francia, Alemania y Portugal, a la cabeza de los países europeos importadores, y en el resto del mundo, destacan las adquisiciones de jamones ibéricos realizadas por Japón.

En el caso de España, el jamón ibérico es un producto que no todos se pueden permitir, puesto que su proceso de elaboración y los controles a los que se somete elevan su coste frente a otros tipos de jamón. Según el último ‘Informe del Consumo de Alimentación en España’ del Ministerio de Agricultura, el perfil del hogar consumidor de jamón ibérico es el de parejas adultas sin hijos, con hijos mayores o retirados; de rentas altas y que viven en ciudades muy pobladas, de más de 500.000 habitantes.

Quizá, tanto los países importadores como los españoles que compran jamón ibérico optan por este producto porque han sabido apreciar, además del sabor del jamón ibérico en el paladar, sus beneficios para la salud, ya que este producto aporta hierro, vitaminas y minerales esenciales y es bueno para el sistema cardiovascular. Un estudio del Hospital Ramón y Cajal de Madrid reveló que no engorda y no aumenta el nivel de triglicéridos ni la tensión arterial, sino que mejora el endotelio, el tejido que envuelve las arterias.

“Hemos comprobado que el consumo de 50 gramos al día de jamón ibérico durante seis semanas mejora el endotelio, además lo hace con efecto memoria y los beneficios se mantienen después de dejar de consumirlo”, explica el director de la investigación, José Sabán, responsable de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del Ramón y Cajal. A pesar del sodio que contienen los jamones, no elevaron la tensión arterial de los participantes en la investigación.

Aunque tanto el jamón de cebo como el de bellota que tomaron las personas implicadas en este estudio fueron beneficiosos para la salud cardiovascular, los individuos que comieron el segundo obtuvieron una mayor mejora endotelial. El motivo de esta diferencia es su mayor contenido en polifenoles, unos antioxidantes y antiinflamatorios a nivel vascular, según los autores de la investigación.

Cortado a cuchillo, un trampolín para el éxito

Otra posibilidad para lanzar este producto más aún si cabe al estrellato, es su corte a cuchillo. Según la recién creada Asociación Gaditana de Amigos del Cuchillo Jamonero (Agacuj), el corte a cuchillo del jamón ibérico le aporta más calidad y valor añadido al producto, además del “espectáculo” que supone para la vista.

El corte a cuchillo –defienden– preserva mejor el producto, al no perder parte de la materia prima en la máquina al calentar en exceso las piezas. “Lo que queremos es que tanto los vendedores como los clientes sepan distinguir los productos con los sentidos, es decir, a golpe de vista, olfato, tacto y, por supuesto, gusto”, explica el presidente de Agacuj, Clemente Gómez, cortador oficial de la Denominación de Origen Los Pedroches y ganador de varios premios.

 

Comentarios (1)

Tags: , , , ,

El café, un escudo contra el melanoma maligno

Publicado el 21 Enero 2015 Por Marta Hualde

cafe1

Además de mantenernos despiertos, el café está demostrando en investigaciones científicas cada vez más beneficios para la salud humana, por ejemplo, como ayudante para quemar grasas, reducir el riesgo de diabetes, proteger el hígado y estimular la memoria, entre otras. A esta lista, un nuevo estudio añade un papel de protector contra el melanoma maligno. 

En un artículo publicado en ‘JNCI: Journal of the National Cancer Institute’, los autores de la investigación explican que beber café puede estar vinculado con menos riesgo de desarrollar melanoma maligno.  En general, el mayor consumo de café se asoció inversamente con el riesgo de melanoma maligno, con un 20 por ciento menos de riesgo para los que tomaban cuatro tazas al día o más.

El trabajo, realizado por la doctora Erikka Loftfield, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer y del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, y sus colegas, también reveló una tendencia hacia una mayor protección conforme se eleva la ingesta, con un creciente efecto de protección desde una taza o menos a cuatro tazas o más.

Sin embargo, el efecto beneficioso detectado fue estadísticamente significativo para el café con cafeína pero no para el descafeinado y sólo en el caso de la proteccion contra el melanoma maligno, pero no contra el melanoma in situ, que puede tener una etiología diferente, según los resultados del análisis, en el que se emplearon datos de 447.357 sujetos blancos no hispanos obtenidos en 1995-96 y seguidos durante diez años.

Todos los individuos incluidos en el análisis estaban libres de cáncer al inicio del estudio y los autores ajustaron los datos por exposición ambiental a la radiación ultravioleta, el índice de masa corporal, edad, sexo, actividad física, consumo de alcohol y el tabaco. Los científicos señalan que los resultados son preliminares y podrían no ser aplicables a otras poblaciones.

Tras reconocer la necesidad de más investigación sobre esta cuestión, estos expertos concluyen que “debido a su alta carga de morbilidad, las modificaciones en el estilo de vida con efectos protectores incluso modestos pueden tener un impacto significativo sobre la morbilidad del melanoma“.

Comentarios (0)

Tags: , ,

Las hojas del boniato contienen más vitaminas que su raíz

Publicado el 21 Enero 2015 Por AG

La raíz del boniato es lo más apreciado como alimento

La raíz del boniato es lo más apreciado como alimento, aunque sus hojas tienen numerosas propiedades.

Por Eva María Villanueva

Un estudio ha confirmado que las hojas de la planta del boniato, el tubérculo de dulce aroma que perfumaba la cocina de nuestras abuelas en su versión asada o hervida, contiene niveles significativos de vitamina B6 y otras vitaminas hidrosolubles. Los autores apuntan que el contenido en vitamina B6 en las hojas de los boniatos es comparable con el de frutas y vegetales como brócoli, aguacates, zanahorias, plátanos y coliflor.

El boniato es conocido por ser una buena fuente de ácido ascórbico (vitamina C) y de ciertas vitaminas del grupo B que se consideran esenciales para la salud humana. Además del tubérculo de la planta de consumo tradicional, ciertos tejidos del boniato también son comestibles y poseen un alto valor nutritivo.

Aunque la investigación científica ya había confirmado que existen vitaminas hidrosolubles en sus raíces y hojas, la información sobre cómo se distribuyen estas vitaminas en la planta del boniato era limitada.

Ahora, investigadores del Centro de Agricultura de la Universidad del Estado de Louisiana en Estados Unidos han publicado un estudio en la revista ‘HortScience’ que muestra que las hojas jóvenes y maduras de boniato pueden proporcionar cantidades significativas de vitamina B6 y otras vitaminas esenciales.

“El objetivo del estudio era determinar el contenido en ácido ascórbico, tiamina, riboflavina y vitamina B6 en una amplia variedad de tejidos comestibles de las variedades ‘Beauregard’ y ‘LA 07-146’ de boniato, dos importantes productores de Louisiana”, explican Wilmer Barrera y David Picha, los autores del estudio.

Los científicos analizaron una variedad de tejidos de la planta del boniato como hojas maduras, hojas jóvenes, pecíolos, brotes, tallos y raíces procedentes de una plantación en la universidad americana a finales de octubre y de nuevo al siguiente septiembre. Realizaron además un tercer experimento del contenido de vitaminas hidrosolubles entre diferentes tejidos de la raíz del boniato.

UNA NUEVA FUENTE DE VITAMINAS PARA LA DIETA

Estos análisis revelaron diferencias en el ácido ascórbico (AA) total entre los distintos tipos de tejido. Las hojas jóvenes contenían los niveles más elevados de AA, seguidos de las hojas maduras y los brotes. Los brotes también contenían un contenido significativamente superior que las raíces de boniato, los tallos y los pecíolos.

La investigación confirma así estudios previos que señalaban que los tejidos foliares del boniato son una buena fuente de ácido ascórbico, sobre todo las hojas jóvenes de la planta. Los estudios también mostraron que el contenido en riboflavina difiere en los tejidos del boniato pero que era superior en las hojas; las hojas maduras contenían cantidades más elevadas de vitamina B6 en comparación con otros tejidos.

“Las hojas también maduras contenían 3,4 veces más vitamina B6 que las raíces mientras que los pecíolos maduros contenían 2,3 veces más que las raíces”, señalan los autores. “El tejido de los brotes y las hojas jóvenes también contenía niveles más altos de B6 que las raíces, mientras que el tejido de los tallos y los pecíolos jóvenes eran más bajos que los de las raíces”.

Los científicos concluyen que los contenidos en ácido ascórbico, riboflavina y vitamina B6 eran superiores en los tejidos de las hojas que en otros tipos de tejido. “Nuestros resultados indican que las hojas maduras y jóvenes del boniato podrían proporcionar cantidades significativas de vitamina B6 a la dieta humana”.

Comentarios (0)

Tags: , , ,

Beber moderadamente reduce el riesgo de insuficiencia cardiaca

Publicado el 20 Enero 2015 Por Marta Hualde

beber-ag

Beber con moderación no sólo puede evitar daños para la salud sino que, incluso, puede aportar algún beneficio. El consumo de hasta siete bebidas alcohólicas a la semana a comienzos de la mediana edad está asociado con un 20 por ciento menos de riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca en los hombres de desarrollar en comparación con los que no beben y un 16 por ciento en el caso de las mujeres.

Así lo revela un gran estudio realizado en 15.000 hombres y mujeres de 45 a 64 años y que se publica este martes en ‘European Heart Journal’. Anteriormente, ya existía evidencia de los beneficios de beber cantidades moderadas de alcohol en el riesgo de desarrollar una serie de enfermedades cardiacas pero no se había investigado su papel en la insuficiencia cardiaca.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad en la que el corazón ya no puede bombear la sangre a todo el cuerpo como lo hacía y la razón más común es que el músculo del corazón está dañado, por ejemplo, por un ataque al corazón. Se trata de un importante problema de salud pública, con más de 23 millones de personas en todo el mundo que viven con esta patología.

La presión arterial alta, la enfermedad del músculo cardiaco (cardiomiopatía), problemas en las válvulas del corazón, un latido cardiaco irregular (arritmia), infecciones virales, el consumo excesivo de alcohol o de drogas recreativas y los efectos secundarios del tratamiento de radioterapia para el cáncer pueden llevar al corazón a desarrollar insuficiencia.

Los investigadores siguieron a los 14.629 participantes, que habían sido reclutados del ‘Atherosclerosis Risk in Communities Study entre 1987 y 1989, durante entre 24 y 25 años hasta finales de 2011, y les preguntaron acerca de su consumo de alcohol al inicio del estudio y en cada una de las tres visitas posteriores realizadas a intervalos de tres años.

Los autores definieron una bebida como una que contiene 14 g de alcohol, lo que equivale aproximadamente a una pequeña copa de vino (125 ml), un poco más de un cuarto de litro o de un tercio de litro de cerveza y menos de un trago de licor como el whisky o vodka. Se dividió a los participantes en seis categorías: abstemios (personas que dijeron no haber bebido nada de alcohol en cada visita), exbebedores, personas que bebían hasta siete bebidas por semana, o entre 7 y 14 bebidas, de 14 a 21 bebidas , o 21 o más bebidas a la semana.

Durante el tiempo de seguimiento, 1.271 hombres y 1.237 mujeres desarrollaron insuficiencia cardiaca, registrándose la menor tasa de paros cardiacos en los que que tomaban hasta siete bebidas por semana y la tasa más alta entre los exbebedores, según las conclusiones del estudio, realizado por Scott Solomon, profesor de Medicina en la Universidad de Harvard y médico jefe del Hospital Brigham y de Mujeres de Boston, en Estados Unido; Alexandra Gonçalves, investigadora del Hospital Brigham y de la Mujer, y sus colegas.

Después de tener en cuenta varios factores que podrían afectar a los resultados, como la edad, la diabetes, la presión arterial alta, los ataques al corazón o enfermedad del corazón, el índice de masa corporal, los niveles de colesterol, la actividad física, la educación y el tabaquismo, los hombres que consumían hasta siete bebidas a la semana presentaban un 20 por ciento menos riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca en comparación con los abstemios, mientras que el riesgo se redujo en un 16 por ciento en las mujeres que bebían lo mismo.

LOS EXBEBEDORES, EL GRUPO DE MÁS RIESGO

Los exbebedores presentaban el mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, un 19 y un 17 por ciento más de riesgo en los hombres y las mujeres, respectivamente, en comparación con los abstemios. Curiosamente, entre los hombres y las mujeres que consumían la mayor cantidad de alcohol (14 o más bebidas a la semana), el riesgo de insuficiencia cardiaca no fue significativamente diferente en comparación con el riesgo para los abstemios.

Se sabe que beber cantidades excesivas de alcohol durante un largo periodo de tiempo  aumenta el riesgo de cardiomiopatía, pero el número de grandes bebedores en esta investigación fue pequeño, lo que podría haber limitado su poder para detectar una asociación.

No obstante, cuando los investigadores examinaron la muerte por cualquier causa, se produjo un aumento del riesgo de muerte del 47 por ciento para los hombres y del 89 por ciento de las mujeres que informaron haber consumido 21 o más bebidas a la semana al comienzo del estudio.

“Estos hallazgos sugieren que beber alcohol con moderación no contribuye a un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca e, incluso, puede ser protector. Ningún nivel de consumo de alcohol se asoció con un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca. Sin embargo, el uso excesivo de alcohol es, sin duda, un factor de riesgo de mortalidad por cualquier causa“, resume el profesor Solomon.

“Las personas que fueron clasificadas como exbebedoras al inicio del análisis tenían un mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca y de muerte por cualquier causa en comparación con los abstemios. Esto podría estar relacionado con los motivos por los que habían dejado de beber, por ejemplo, porque ya habían desarrollado problemas de salud que les podrían haber hecho más propensas a pasar a desarrollar insuficiencia cardiaca”, plantea.

El efecto protector del consumo moderado de alcohol era más marginal en las mujeres que en los hombres y los autores piensan que esto puede deberse al hecho de que las mujeres metabolizan el alcohol de manera diferente a los hombres y puede afectarles de manera distinta.

La mayoría de los bebedores participantes en este estudio tomaba más de un tipo de bebida alcohólica, lo que supone que los investigadores no pudieron evaluar la función del consumo excesivo de alcohol o cualquier diferencia entre los tipos de bebida.

Comentarios (1)

Tags: , ,

El orégano, un posible protector contra un virus estomacal

Publicado el 12 Febrero 2014 Por Marta Hualde

oregano

El orégano podría prevenir un virus que es la principal causa de vómitos y diarrea en todo el mundo, llamado norovirus o conocido comúnmente como el virus de invierno. Esta protección puede deberse al carvacrol, la sustancia en el aceite de orégano que da a esta especia típica de las pizzas su olor y su sabor.

Según concluye un equipo de científicos, este compuesto es eficaz contra el norovirus al romper su dura capa externa. Especialmente problemático en los hogares para personas mayores, hospitales, cruceros y escuelas, este virus es una causa muy común de los brotes de enfermedades de origen alimentario.

Según explica uno de los investigadores en la edición de este miércoles ‘Journal of Applied Microbiology’, el carvacrol podría usarse como un alimento desinfectante y, posiblemente, como un desinfectante de superficies, especialmente en combinación con otros antimicrobianos.

“Tenemos mucho trabajo que hacer para evaluar su potencial, pero el carvacrol tiene una forma única de atacar al virus”, explica la directora del trabajo, Kelly Bright, doctora de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos. 

En los experimentos realizados en este trabajo, el carvacrol parecía actuar directamente sobre la cápside del virus, una capa dura de proteínas que envuelve al virus, provocando su descomposición, lo que daría a otro agente antimicrobiano la oportunidad de entrar en la parte interna del virus y matarlo. 

Comentarios (1)

Tags: , , , , ,

Una toxina del marisco provoca daño renal

Publicado el 07 Febrero 2014 Por Marta Hualde

marisco

En niveles considerados seguros para el consumo, un producto químico que se acumula en el marisco provoca daño renal, según concluye un estudio realizado en ratones. De hecho, se trata de una toxina que ya se sabe que es perjudicial para el cerebro en concentraciones más elevadas.

Los autores de esta nueva investigación, publicada en ‘Journal of the American Society of Nephrology’, reclaman, por lo tanto, que las autoridades reconsideren los niveles máximos de esta toxina que se consideran seguros para consumo humano.

Se trata del ácido domoico, conocido como “intoxicación amnésica por marisco”, que, según los autores del estudio, es una toxina muy resistente al calor y está cada vez más presente en las regiones costeras, tal vez por los cambios ambientales.

Como se elimina por los riñones, los investigadores de este trabajo analizaron si tiene efectos nocivos también en estos órganos y vieron en experimentos con ratones que el riñón es, incluso, más sensible que el cerebro.

“Hemos encontrado que el ácido domoico daña los riñones en concentraciones que son cien veces más bajas que las que causan efectos neurológicos“, alertan los autores, P. Darwin Bell y Jason Funk, de la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos.

Según estos expertos, esto significa que las personas que consumen mariscos pueden tener más riesgo de daño renal, que puede desencadenar insuficiencia renal y diálisis.

Las sustancias químicas presentes en los océanos, producidas por algas, pueden ser tóxicas para los seres humanos, afectando sobre todo al cerebro, por lo que muchas de ellas ya se consideran neurotoxinas.

La agencia norteamericana del medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) fijó unos límites máximos legales para el ácido domoico, que puede acumularse en mejillones, almejas, vieras y pescados, en el marisco según sus efectos neurológicos adversos.

Comentarios (0)

  • Las listas de Ag

    Las listas de Ag
  • Contacto

    Contacto
  • Ag en los medios

    ag en los medios
  • quiénes somos

    quiénes somos