Archivo | Cultura y TV

Tags: ,

Canal Cocina busca a los mejores blogueros cocineros

Publicado el 22 Junio 2016 Por AG

Blogueros de Canal Cocina.

Blogueros de Canal Cocina.

Canal Cocina ha lanzado una nueva edición, y ya van siete, de su concurso Blogueros cocineros, un certamen que premia a los mejores blogs de cocina de nuestro país. Los aspirantes a ganar este premio deberán grabar un vídeo en el que preparen una receta y remitirlo antes del 17 de julio a través del microsite http://canalcocina.es/microsites/blogueros2016/. A lo largo de sus seis ediciones anteriores, el certamen ha galardonado a un total de 44 blogueros de entre las más de 1.500 candidaturas recibidas, informa el canal temático.

Como novedad este año, Canal Cocina amplía la participación a YouTubers e Instagramers autores de un canal o cuenta de temática gastronómica. De este modo ellos serán, junto a los blogs de cocina, quienes compitan por alzarse con la victoria como “Bloguero cocinero 2016” y protagonizar su propio programa de televisión.

Un jurado de Canal Cocina elegirá a los premiados, que pasarán a formar parte de la familia del canal y podrán asistir además como invitados, con todos los gastos pagados, a las exclusivas Cenas de Blogueros Cocineros. Además los ganadores de anteriores ediciones seleccionarán, de entre los participantes y junto al jurado de Canal Cocina, “El Favorito de los Blogueros Cocineros”, una categoría que contará con idéntico premio a la anterior.

Por otro lado, Enfemenino, partner de Canal Cocina, otorgará un reconocimiento extraordinario a la “Mejor Bloguera Cocinera Femenina”, cuyo premio será la posibilidad de establecer una colaboración con ambas marcas así como la asistencia anual a la Cena de Blogueros Cocineros.

Comentarios (0)

Tags: , ,

Cata de vinos de Cuena para salvar la vida a enfermos renales de Ecuador

Publicado el 07 Junio 2016 Por AG

Un momento de la cata celebrada en Xelavid.

Un momento de la cata celebrada en Xelavid.

Un gesto tan simple como acudir a una cata de vino benéfica puede salvar vidas. Es el caso de la que acaba de organizar en la vinoteca Xelavid, en el corazón del madrileño barrio de Chueca, la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo (FRIAT) con el fin de recaudar fondos para reconstruir las instalaciones de hemodiálisis destruidas en Ecuador debido al terremoto y tratar de salvar la vida a muchos enfermos renales que, sin tener donde acudir a someterse al tratamiento, han visto seriamente comprometida su vida.

Los verdaderos protagonistas de la cata estaban por tanto, en este caso, muy lejos de los bordes de las copas donde pudimos degustar diferentes vinos de la Denominación de Origen Protegida Ribera del Júcar, localizada al sur de Cuenca, para acabar celebrando una peculiar subasta donde el objetivo era, precisamente, inflar el precio de las botellas para conseguir seguir sumando fondos hasta alcanzar los 300.000 euros que la FRIAT pretende reunir para enviar a las zonas más afectadas por el terremoto. Su objetivo es financiar, en primer lugar, ayuda médica de primera necesidad, y en una segunda fase, dotar de una planta de agua y 15 máquinas de diálisis.

Más de cuarenta personas participaron en la cata solidaria organizada en colaboración con la vinoteca Xelavid, que donó todo lo recaudado íntegramente al proyecto.

En cuanto a los vinos presentados, de la Bodega San Ginés, se trataba de “5 Almudes” joven, crianza y reserva, como suele ser usual en estos casos. Buenos ejemplos de la joven Denominación conquense (se constituyó en 2003), son vinos que apuntan muy buenas maneras, aunque reflejan muy bien cómo todavía Ribera del Júcar tiene camino por recorrer para lograr vinos plenos y equilibrados. No cabe duda, sin embargo, que habrá que seguir muy de cerca los vinos procedentes de aquellos pagos en los próximos años ya que seguro que acabarán dando grandes alegrías a los aficionados.

Pero FRIAT no se limita a organizar catas benéficas, sino que también se embarcado en otras iniciativas con el fin de recaudar fondos para los pacientes renales ecuatorianos, como la Gala de Magia que tendrá lugar el día 29 de junio en colaboración con Magos Trasgresores y Grada Mágica.

De forma paralela, y aunque no acuda a catas o galas, cualquiera puede colaborar con los fines de esta Fundación a través de su cuenta solidaria del Banco Santander, cuyo código IBAN es ES95-0049-1892-6322-1019-6137 (Swift: BSCHESMM), que estará abierta hasta el 31 de diciembre de este año. En el concepto de la donación se deberá de poner AYUDA A ECUADOR e incluir el número de DNI para que FRIAT pueda emitir el certificado de donación correspondiente, que se podrán solicitar en el correo friat@friat.es.

 

Comentarios (0)

Tags: , , ,

Sandoval y Tumbarello elaboran “pequerrecetas” para los niños del Hospital de Villalba

Publicado el 26 Mayo 2016 Por AG

Sandoval y Carabaño, en uno de los folletos.

Sandoval y Carabaño, en uno de los folletos.

El Servicio de Pediatría del Hospital General de Villalba y los chefs de alta cocina Mario Sandoval (Restaurante Coque, dos estrellas Michelin) y Andrea Tumbarello (Don Giovanni) se han aliado para elaborar una serie de recetas saludables pensadas para hacer las delicias de los más pequeños: las Pequerrecetas.

“Muchas veces a los padres les cuesta hacer comer a los niños alimentos que, si bien resultan muy saludables y necesarios en una dieta equilibrada, no son atractivos para los niños; por eso se nos ocurrió contactar con algunos chefs de alta cocina para que nos ayudaran, a nosotros y a los padres, a hacer más atrayentes determinados platos”, explica el doctor Iván Carabaño, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General de Villalba.

El resultado son las “Pequerrecetas”, que se pueden descargar ya desde la propia página web del centro sanitario, y que están dirigidas tanto a niños en tratamiento como a la población pediátrica general.

Los platos combinan la nutrición y la salud, potenciando sabores pensados para no dejar indiferentes a los más pequeños, y todo ello con los ojos puestos en potenciar la cultura de los hábitos saludables en la población infantil y, de paso, la dieta mediterránea.

Las “pequerrecetas” se acompañan además con una serie de informaciones nutricionales dirigidas a los padres y de 10 “pequeconsejos” sobre nutrición infantil. Por lo pronto se han publicado cuatro recetas de Mario Sandoval y otras cuatro de Andrea Tumbarello, aunque en las próximas semanas está prevista la colaboración de otros chefs de prestigio en esta iniciativa.

De Mario Sandoval son la coca de ternera con guiso de escalibada, la suprema de pollo con puerros y setas, la sopa castellana con huevos y jamón y los dados de salmón con salsa de cítricos. Por su parte, Andrea Tumbarello ha interpretado los siguientes platos para los más pequeños: “los auténticos spaghetti a la carbonara”, los “spaghetti aglio, olio e peperonino del nonno”, los “ravioli giganti” con salsa de piñones y trufa y todo un clásico de los postres italianos, la “panna cotta”.

Según el doctor Carabaño, “todo aquel que come bien es como si metiera monedas en el banco de la salud”. “Hemos seleccionado estas recetas para que, si las pones en práctica, crezcas y te desarrolles muy sano”, añade dirigiéndose a los niños.

Tumbarello y el doctor Carabaño, en uno de los folletos de 'pequerrecetas'

Tumbarello y el doctor Carabaño, en uno de los folletos de ‘pequerrecetas’

Comentarios (0)

Madrid se lleva el premio Aceituning con un aliño de cítricos, caballa y almendras

Publicado el 25 Junio 2014 Por León Prieto

El ganador del concurso, Ramón Marcos/ Foto: El Aceituning

El ganador del concurso, Ramón Marcos/ Foto: El Aceituning

Ramón Marcos Valenzuela, un estudiante de la Escuela de Hostelería y Turismo de Alcalá de Henares (Madrid), se convirtió este miércoles en el primer ganador del concurso de jóvenes autores El Aceituning gracias a un aliño basado en cítricos, almendras y caballa que sorprendió al jurado por su potencia de sabor y su capacidad de realzar el valor del ingrediente protagonista del certamen: la aceituna. Marcos, que acaba de terminar el primer curso en la citada Escuela, ha sido galardonado con un stage de una semana en Aponiente, el restaurante de Ángel León, el Chef del Mar, y una bolsa de gastos dotada con 1.000 euros.

Lo cierto es que la gran final estuvo muy disputada, ya que como pudo comprobar directamente Actualidad Gastronómica (que formaba parte del jurado), la mayoría de las 17 recetas finalistas –una por cada comunidad autónoma– tenían elevadas dosis de creatividad y calidad, aunando innovación con respeto a los ingredientes tradicionales de cada región y cumpliendo con la norma de que el 80% del plato debía estar formado por aceitunas. Además, tenían que ser aliños que cualquier persona, sin excesiva dificultad, pudiera elaborar en su domicilio.

La receta de Marcos, denominada Aceitunas verdes rellenas de caballa escabechada, almendras y cítricos (y con otros ingredientes como la salsa de soja, aceite de oliva virgen y sal maldón) cumplió a la perfección con todos estos requisitos pero consiguiendo además una combinación de sabores muy potente en boca aunque, eso sí, sólo apreciable en su totalidad por los amantes de los sabores ácidos.

Quedaron finalistas las representantes de Murcia,  Vanesa Meijide, del CIFP Hostelería y Turismo, con su aliño Aceitunas de la ribera del Mediterráneo, que combinaba a la perfección aceitunas verdes y negras, bonito y bacalao ahumados y queso de cabra, entre otros ingredientes; y de Navarra, María Stupnikova, del CIFP de Burlada, con su aliño de Aceitunas Gordal a la Navarra, una muy original propuesta donde las aceitunas cedían parte de su protagonismo al cangrejo de río autóctono.

“LO MÁS IMPORTANTE QUE ME HA PASADO”

En cuanto al ganador, el premio ha modificado sus inmediatos planes de futuro. Marcos, que actualmente no tiene empleo, pensaba volar el jueves a Inglaterra para trabajar, un viaje que al menos en el corto plazo no se producirá: “De momento me voy a quedar, hasta ver cuándo voy a ir a aprender junto a Ángel León. Este premio es lo más importante que me ha pasado hasta el momento”, dijo a Actualidad Gastronómica.

Sobre el origen del plato ganador, Marcos explicó que el aliño procede de una receta anterior que presentó a un concurso de la Escuela de Cocineros de Madrid, uno de cuyos ingredientes tenía que ser la caballa. “Decidimos hacer la caballa en una salsa con matices dulces y cítricos y salió muy bien, y pensamos probar con las aceitunas y maridó bastante bien”, señala Marcos, que lo pasó un poco mal por casi incumplir uno de los requisitos del certamen, ya que sólo el aceite de oliva procede de su comunidad de origen, Madrid. Pero al final primaron otros factores: “Buscábamos la explosión de sabores y creo que lo hemos conseguido”.

El Concurso de Aliños de Autor El Aceituning forma parte del proyecto europeo de tres años (2013-2016) que lleva a cabo la Interprofesional de la Aceituna de Mesa, Interaceituna, con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cuyo secretario general, Carlos Cabanas, hizo entrega del primer premio, y de la Unión Europea. El Jurado, presidido por el chef  Sergio Fernández, embajador de la aceituna de mesa, ha contado entre sus miembros con representantes del mundo de la gastronomía (el cocinero Chema de Isidro y la ex concursante de Masterchef Eva Micaela), así como de los medios de comunicación (María Torres de RNE y el autor de estas líneas, por parte de Actualidad Gastronómica) y del propio sector (Alejandro Martínez, de Interaceituna).

El aliño ganador.

El aliño ganador: aceitunas verdes rellenas de caballa escabechada, almendras y cítricos

El aliño de la representante murciana, segundo clasificado

El aliño de la representante murciana, segundo clasificado

El tercer puesto fue para la representante de Navarra con este plato

El tercer puesto fue para la representante de Navarra con este plato

El grupo de los 17 finalistas, con el ganador en el centro.

El grupo de los 17 finalistas, con el ganador en el centro.

 

Comentarios (2)

Tags:

Muere el chef Darío Barrio mientras practicaba salto base en Jaén

Publicado el 07 Junio 2014 Por León Prieto

Darío Barrio, tras practicar un salto el pasado 26 de mayo, en una imagen extraída de su cuenta de Twitter.

Darío Barrio, tras practicar un salto el pasado 26 de mayo, en una imagen extraída de su cuenta de Twitter.

El chef madrileño Darío Barrio (1972) falleció a última hora de la tarde de este viernes presumiblemente tras no abrirse el paracaídas que utilizaba mientras estaba practicando salto base en la localidad jienense de Segura de la Sierra. Gran aficionado al salto base, que consiste en lanzarse al vacío con paracaídades desde una base fija y no desde un avión, el chef llevaba unos días en la localidad practicando esta disciplina deportiva. Sin ir más lejos el pasado 26 de mayo colgó a través de su cuente de Twitter distintas imágenes sobre los saltos que estaba llevando a cabo.

Al parecer Barrio estaba participando en un espectáculo de salto base desde el Castillo de Segura de la Sierra, la XV edición del Festival Internacional del Aire (FIA) El Yelmo, en el que se rendía homenaje a Álvaro Bultó, que falleció en agosto del pasado año mientras practicaba también salto base con traje de alas en los Alpes suizos, según informaron ayer a varios medios fuentes de la organización y del Servicio Coordinado de Emergencias 112 de Andalucía.

Barrio saltó a la fama por haber realizado la primera etapa del programa de televisión Todos contra el chef de Cuatro, era propietario del afamado restaurante Dassa Bassa y había sido galardonado con varios premios como el Premio Metrópoli al restaurante revelación, el Premio a la Iniciativa Gastronómica, el primer premio del VIII Campeonato de Cocineros de la Comunidad de Madrid y el Premio Aura por la aportación a la gastronomía y el arte de vivir.

 

Comentarios (6)

Tags: ,

Mario gana el primer Masterchef Junior con unas cocochas al pilpil

Publicado el 07 Enero 2014 Por León Prieto

Mario y Ana Luna, esperando el veredicto del jurado en la final.

Mario y Ana Luna, esperando el veredicto del jurado en la final.

Unas cocochas de bacalao al pilpil con berberechos llevaron esta noche a Mario, niño logroñés de 12 años, a la victoria en la primera edición del concurso Masterchef Junior. Mario se impuso en la final, muy disputada, a su compañera Ana Luna, la malagueña de 11 años que se defendió brillantemente en la final con un plato de la complejidad del magret de pato, presentado sobre una base de cuscús combinado con zumo de naranja, hierbabuena y una salsa de frutas del bosque. Los fallos del cuscús, que quedó “demasiado pasado y sabroso” en palabras del miembro del jurado Jordi Cruz, condenaron a la segunda plaza a la pequeña chef, que tuvo por otro lado la entereza de sobreponerse a los nervios que le provocaron un corte que se hizo al inicio de la final.

El plato del campeón, si bien era más sencillo a priori (sencillo, claro, para cualquiera que domine el pilpil, que desde luego no está al alcance de cualquiera), resultó perfecto en su ejecución y puso en valor las cualidades que los miembros del jurado (Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo Nájera) han visto en el pequeño chef: dominio de la técnica, disciplina, orden y serenidad.

Se puso así esta noche broche y final a la primera temporada de un espacio que se ha convertido en pocas semanas en un paradigma de espacio familiar y entrañable, una pena que para la final no se haya adelantado un poco el horario de emisión para que los más pequeños hayan podido seguirlo. Sin embargo, a efectos de audiencia la final ha sido todo un éxito, logrando el 21,7% de la cuota de pantalla, el récord del programa, y una audiencia media de 4,3 millones de espectadores, según los datos conocidos este lunes.

En esa línea familiar, que es una de las señas de identidad con las que trata de identificarse siempre la cadena pública, el último programa tuvo un guiño navideño al dedicar una de las dos semifinales a la realización de una merienda de Reyes, con roscón, chocolate a la taza y galletas decoradas incluidas; si bien es cierto que la prueba hubiera medido de forma más justa las cualidades de los aspirantes si les hubieran hecho realizar la masa del roscón, y no sólo cocerlo, decorarlo y rellenarlo de nata. Además, en el día del año en el que medio país discute acaloradamente sobre si el roscón debe llevar nata o no, este claro posicionamiento de la televisión pública tomando partida por tan dulce elemento puede levantar ampollas entre los puristas del roscón sin nata, que es como debe ser.

Dabates navideños aparte, el programa consiguió cerrar su primera temporada enmendando algún que otro error. Así, acertó plenamente al llevar al plató a Fabián León, finalista del Masterchef de adultos, superando así la estrambótica decisión de ilustrar la primera entrega de esta primera temporada con la presencia de Mario Vaquerizo, cuya relación con la alta cocina o con la generación de los pequeños participantes es, cuando menos, algo cuestionable.

UNA SEMIFINAL DE NIVEL

La final estuvo precedida por dos semifinales. En la primera, celebrada en Faunia, los aspirantes tuvieron que enfrentarse a uno de los alimentos menos queridos por la gente de esa edad: las legumbres. Lo cierto es que salieron bastante airosos del trance, demostrando que para llegar hasta ahí, aparte de gracia y empatía con la cámara, hay que tener aptitudes culinarias que muchos adultos (la mayoría) no alcanzarían ni en cien años. Ana Luna fue la ganadora de la prueba, consiguiendo un pasaporte directo para la final, gracias a una merluza en salsa verde con berberechos (parece haber sido el molusco fetiche de la noche) con alubias pochas y verduras de temporada.

La papada con puré de alubias pintas de Juan, coruñés de 12 años, y las codornices escabechadas con humus de garbanzos y pan de pita de Esther, la leonesa de 11 años que ha hecho las delicias de una parte importante de los seguidores del programa, parecían claramente superiores a la mousse de chocolate con cacahuetes garrapiñados del que sería luego el ganador, pero en esa fase sólo pasaba un aspirante, así que Mario salvó de la quema.

Después, en la segunda semifinal, la navideña, Juan se quedó fuera al aromatizar el chocolate a la taza con una cantidad ingente de guindillas, logrando un imbebible “chocolate mexicano”, mientras que Esther tuvo problemas serios con la consistencia de las galletas navideñas. Así, Mario, sin fallos apreciables, obtuvo su pasaporte a la final, donde optó por un plato clásico, lo que no deja de ser tampoco valiente en un concurso de este tipo. Claro que hacer un buen pilpil no está al alcance de cualquiera. Enhorabuena, campeón.

Comentarios (2)

Tags: , ,

El Masterchef más amable

Publicado el 24 Diciembre 2013 Por León Prieto

Masterchef Junior es la nueva apuesta de TVE / Foto: RTVE

Masterchef Junior es la nueva apuesta de TVE / Foto: RTVE

“Sois el futuro de nuestra cocina”. Con estas palabras dio la bienvenida el chef Pepe Rodríguez a los 16 niños de entre 8 y 12 años participantes en la primera edición española de Masterchef Junior, un formato que, si bien reproduce los usos y maneras de su hermano mayor, resulta en general bastante más amable y divertido que el Masterchef de adultos.

La naturalidad de los pequeños aspirantes, y de sus gestos y expresiones, es la gran baza de este formato para conquistar a la audiencia, algo que conseguirá sin duda gracias a las pruebas grupales y, sobre todo, a la prueba de parejas, todo un acierto de los creadores del formato.

El jurado, por su parte, ha sabido estar a la altura del reto en este primer programa, adaptándose a la idiosincrasia propia del mundo infantil y renovándose haciendo gala de un cambio de roles. Así, Pepe Rodríguez, el ‘poli malo’ del programa de los mayores, enseña su vertiente más empática con los aspirantes infantiles mientras que el perfil más duro, sin llegar a serlo, claro, parece ajustarse más a Jordi Cruz. Samantha Vallejo-Nájera, por su parte, sigue jugando un papel más o menos neutral.

El programa, como su modelo senior, está bien diseñado y excelentemente producido, logra mantener la atención del espectador, si bien con altibajos, durante prácticamente dos horas, se centra con acierto en las expresiones de los pequeños chefs, no explota en absoluto la competitividad (cuando hubiera sido lo más sencillo) y consigue el tono amable y divertido que todo programa familiar busca para triunfar.

El casting, desde luego, parece haber sido enormemente acertado, y eso que los 16 aspirantes, que no destacan tanto por sus habilidades culinarias como por su buena sintonía con la cámara y con sus compañeros, han sido elegidos de 3.000 niños que se presentaron a las pruebas.

También se puede considerar un acierto haber elegido a los integrantes de Auryn, un grupo musical bastante seguido al parecer por el público adolescente, como comensales de la prueba grupal (habiendo sido el Ejército español el jurado de la misma prueba del programa de adultos uno no sabía qué esperarse), así como las continuas referencias al reciclaje de residuos.

En la eliminación, eso sí, es posible que se hubiera podido reducir en alguna medida el caudal lacrimógeno, y más tratándose de niños, pero bueno, al fin y al cabo estamos hablando de televisión y la vida es dura, qué le vamos a hacer. También en el debe hay que reiterar que la cocina, tratándose de un programa centrado precisamente en la cocina, debería estar más presente, al menos en forma de consejos a los aspirantes que pueda aprovechar toda la audiencia, pero bueno, al fin y al cabo, como ocurre con la objeción anterior, estamos hablando de televisión.

EL ‘MISTERIO VAQUERIZO’

Sin embargo, hay un ingrediente de este primer capítulo de Masterchef Junior que ha sobrado claramente, y más si hablamos de cocina y televisión. ¿Qué oscuras e ignotas razones (al menos para gran parte de la humanidad) han llevado a los responsables del programa a pasear sin motivo alguno a Mario Vaquerizo por el plató de Masterchef Junior? ¿De verdad era necesario? ¿Es una prueba diabólica para ver de qué pasta están hechos los pequeños aspirantes? ¿Vaquerizo se ha hecho chef en secreto y no nos hemos enterado?

Es posible que en próximas ediciones se desvele el misterio de Vaquerizo, pero mientras nos quedaremos con los aspectos positivos del programa, que han sido muchos y variados, y que seguro que llevarán a Masterchef Junior a emular a su antecesor adulto en lo único que importa en televisión: la audiencia.

Comentarios (3)

Begoña Rodrigo gana la final de Top Chef

Publicado el 19 Diciembre 2013 Por León Prieto

La cocinera valenciana, primera top chef / Foto: antena3.com

La cocinera valenciana, primera top chef / Foto: antena3.com

No hubo sorpresas. La valenciana Begoña Rodrigo, propietaria y chef del restaurante La Salita, hizo buenos a los pronósticos y a los rumores que habían circulado en los días anteriores y se convirtió anoche en la primera Top Chef española al ganar la final a Antonio Arrabal, el otro cocinero finalista tras quedar eliminado Miguel Cobo.

Begoña logró su objetivo tras deslumbrar a un ilustre jurado formado por los más prestigiosos cocineros españoles (Arzak, Joan Roca, Dacosta, Subijana, Berasategui, Arguiñano y Atxa) con un menú que, en sus propias palabras, era una “orquesta de sabores interpretando una sinfonía perfecta”.

En concreto, estaba compuesto por una “menestra de mar” con verdura, anguila y un fondo de toques marinos con plancton, un producto que no había usado nunca; y por un plato principal cuyo protagonista era una suprema de pichón cocinado a baja temperatura, sin olvidar el postre, una maravillosa combinación de fruta de la pasión, yogur, chocolate blanco y arena de galleta y naranja.

Tras tres meses de competición, Rodrigo ha sido finalmente la elegida para disfrutar de un premio nada desdeñable, valorado en nada menos que 100.000 euros e integrado por 30.000 euros en metálico, una cocina completa de Electrolux y la edición de un libro de recetas, por lo que es fácil deducir que a partir de ahora no lo tendrá difícil para cumplir su objetivo de montar un pequeño mesón en el campo, con pocas mesas, un objetivo que se cumple tras años de trabajo duro.

“He trabajado como una perra, pero he hecho lo que me ha salido de la peineta toda mi vida”, dijo antes de la final esta mujer que abandonó sus estudios de ingeniería industrial por la cocina y se formó por su cuenta en Londres, Amsterdam y Tailandia. Toda una declaración de intenciones ante la que poco pudo hacer en la final la tenacidad, la seguridad y la técnica de Antonio Arrabal, un cocinero solvente pero que se mueve mucho menos cómodamente en los territorios de la creación y que construyó un menú muy basado en los sabores castellanos y demasiado contundente y tosco para unos paladares, los del jurado, que en realidad buscaban otras cosas.

UNA FINAL SEGUIDA POR 3,8 MILLONES DE ESPECTADORES

Como producto televisivo, Top Chef ha demostrado ser un gran programa de televisión, buscando la emotividad fácil en los momentos adecuados, aunque sin pasarse (bueno, a veces un poco) y consiguiendo de paso que se sigan asociando las palabras alta cocina y creación. Chicote ha vuelto a demostrar, por su parte, que no le faltará nunca trabajo en un medio, la televisión, donde se mueve tan bien como entre fogones.

Tras la final ya están desvelados todos los detalles de esta primera edición de Top Chef incluyendo el que, seguramente, resulta más importante para los responsables de la cadena, la audiencia. La final fue seguida por 3.805.000 espectadores, logrando una cuota de pantalla del 23,9%.

No logró batir por tanto a la final de su rival de TVE, Masterchef, que logró más de 5,5 millones de espectadores y el 33,1% de la cuota de pantalla en julio pasado, ni a la final de La Voz (4.044.000 espectadores y 28,4% de share) pero, desde luego, es un gran resultado.

Comentarios (0)

  • Las listas de Ag

    Las listas de Ag
  • Contacto

    Contacto
  • Ag en los medios

    ag en los medios
  • quiénes somos

    quiénes somos