P1030277

La organización no gubernamental Aculco abrió este jueves en el distrito madrileño de Tetúan su tercer Café Tierra Solidaria en España, un proyecto para comercializar café ecológico de los pequeños agricultores del Departamento de Caldas, en Colombia. Se trata de un “café orgánico, cultivado con productos naturales y con mucho aroma de fruta”, según explicó a Actualidad Gastronómica el presidente de esta organización en España, Álvaro Zuleta.

“Es un café de primera calidad, sin aditivos químicos y elaborado con productos naturales para matar las plagas que se producen en las plantas”, destaca Zuleta, quien señala la importancia de hacer llegar al consumidor español la idea de que “por pagar un poco más, se consigue un café de mayor calidad” y de que al adquirir este producto se participa en la red solidaria del comercio justo, gracias a la cual hay un retorno permanente de dinero al agricultor.

Tras el primer café de este tipo abierto por Aculco en el madrileño barrio de Argüelles, que posteriormente se trasladó a Lavapiés; un segundo establecimiento en Alicante y dos más en Colombia, concretamente en Bogotá y Manizales, capital de la zona cafetera de Caldas, en el centro occidental de Colombia, sobre la Cordillera Central de los Andes, la inauguración de este quinto Café Tierra Solidaria, en la calle Albendiego, 24, contó con la presencia de la concejala del distrito de Tetuán, Paloma García Romero, y la cónsul general de Colombia en Madrid, Lucy Osorno Sánchez.

Este viernes ya estaban entrando por Barcelona 90 sacos de café para el nuevo establecimiento. El dinero se revierte a los agricultores de este café colombiano en origen, es decir, antes de venderse en España, los productores ya reciben una cuota, motivo por el cual este producto sale más caro, subraya Zuleta, quien reconoce, no obstante, que “en España todavía no se asume totalmente el comercio justo, no hay una conciencia muy clara”, como existe en otros países europeos, como Alemania.

P1030275

La idea de estos establecimientos de Tierra Solidaria surgió a raíz de un proyecto con el Ayuntamiento de Madrid, que apoyó las dos primeras fases de trabajo con mujeres de la zona cafetera de Colombia. “A su luz surgió la idea de una tienda de comercio justo en Madrid”, relata Zuleta. Aunque al principio se quiso vender otros productos además del café, como mermeladas de frutas tropicales, el elevado costo de su importación así como trabas de control alimentario para introducirlas en la Unión Europea lo impidieron.

No obstante, con el tiempo Aculco ha incluido en estas tiendas, que cuentan con cafetería, ordenadores y un espacio para intercambio de libros (book crossing), otros alimentos de comercio justo gracias el contacto con otros comercializadores. Entre los nuevos productos, cabe destacar el azúcar de caña, distintos tipos de chocolate, tés, panela, plátanos secos verdes y amarillos, así como artesanía, bolsos, pulseras, collares y anillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *