Alberto Moreno, exultante tras conocer que representará a España en el Bocuse D'Or. /RV Edipress
El chef Alberto Moreno, exultante tras conocer que estará en el Bocuse D’Or. /RV Edipress

El chef Alberto Moreno, jefe de cocina del restaurante D.H. Gastro (Grupo Dos Hermanos), en Madrid, ha sido el elegido para representar a España en el Bocuse D’Or, el concurso culinario más exigente a nivel mundial, creado en 1987 por el chef francés Paul Bocuse. Moreno se impuso en la final del ‘Bocuse D’Or Spain Series’, en el Hotel Escuela de la Comunidad de Madrid, a los cocineros Carlos Durán, Félix Manso y Rubén Sánchez, a los que superó en una unas pruebas diseñadas por la consultora de Recursos Humanos Linkers.

Estocolmo será la sede en mayo de 2014 de la fase europea clasificatoria del ‘Bocuse D’Or’, el concurso culinario conocido como las ‘olimpiadas gastronómicas’ debido a la alta calidad de sus participantes. Alberto Moreno, extremeño de 35 años de edad y miembro de la Selección Española de Cocina Profesional, confiesa que se ha preparado a conciencia para ser el representante español en esta prestigiosa competición. “He entrenado duramente, probando diferentes opciones, dando diez pasos hacia delante unos días y al día siguiente equivocándome, pero dedicando trabajo y constancia sin parar”.

La primera de las pruebas consistió en una entrevista personal e individual con la directora de Recursos Humanos de Linkers, Marianela Olivares, en las que Moreno destacó por “su determinación, nivel de energía y autoconfianza”. A continuación, se les realizó  una prueba de evaluación competencial, llamada JobFit, que comparaba las respuestas del entrevistado con las respuestas de cocineros de alta competición. En ella, el extremeño demostró tener “las habilidades personales y de actitud necesarias para conseguir un buen resultado en concursos de cocina como estas ‘olimpiadas’”, según palabras de Marianela Olivares.

La última de las pruebas ha consistido en un campeonato de cocina ente los cuatro competidores, en el que han elaborado seis platos de pescado, seis platos de carne y tres guarniciones libres en diferentes ejecuciones para cada plato. Esta prueba ha seguido de forma fidedigna las reglas de ‘Bocuse D’Or’ y, del mismo modo, los concursantes han utilizado exclusivamente los productos facilitados por la organización, que consisten en salmón noruego y T-Bone de vacuno.

En el caso de Moreno, éste ha jugado con sabores y aromas marítimos en su plato de pescado, acompañando un salmón noruego confitado con un pastel de hígado de rape, un nido de tempura de algas de mar con queso manchego y un steak tartar de presa ibérica con rape. En cuanto al plato de carne, ha sorprendido al jurado con una creación que utilizaba productos de temporada acompañando el T-Bone, como un bizcocho de boletus, un parmentier de patata trufada con germinados de remolacha y calabaza, y un steak tartar de solomillo envuelto en mantequilla de aceituna, a imitación de un tuétano de carne.

La puntuación de la prueba culinaria ha sido otorgada por un Jurado Oficial, presidido por el chef Adolfo Muñoz e integrado por algunos profesionales que, en su día, fueron representantes de España en ‘Bocuse D’Or’ –Koldo Royo, Jesús Almagro, Juan Andrés Morilla y Paco Rubio– además de Juan Pozuelo, Juan Pablo de Felipe, Monserrat de la Torre, Ernesto Hinojal, Tony Pérez y Antonio Gras, así como Esperanza Villarroya de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Mª Luisa Lesma, de la Catedra Ferrán Adriá (Universidad Camilo José Cela), y el fundador del Consejo Internacional de Emprendedores, Joaquín Velázquez.

Tras proclamarse vencedor de las pruebas, Alberto Moreno  aseguró que se encuentra con “muchas ganas de trabajar”, ya que “hay muchísimo por hacer en estos seis meses”. “Sé que voy a estar asesorado por muy buenos profesionales, de los que tengo grandes lecciones que aprender, por lo que este tiempo de preparación del que dispongo va a ser una carrera de fondo”, añadió. Si en dicho certamen consigue clasificarse, pasaría directamente a la prueba final, la gran olimpiada gastronómica, que se celebrará en 2015 en Lyon, Francia, ciudad donde el chef Paul Bocuse organizó la primera edición en 1987.

Alberto Moreno no es un desconocido en el mundo de la alta cocina. Extremeño de nacimiento, ha trabajado en las cocinas de restaurantes como Echaurren, de Francis Paniego, La Venta del Jamón, de Amado Alonso, Pedro Larumbe, de Pedro Larumbe, o Pares y juegos, de Valentín Cobos, entre otros. Con 35 años de edad, ya cuenta con multitud de reconocimientos a su valía en los fogones, desde el primer premio del Concurso Nacional de Naranja de Sagunto, en 2007, o el primer premio de la Comunidad de Madrid en el Concurso Cocinero del Año -por el que representó a dicha región en el Salón Alimentaría en 2008-, hasta el primer premio del Concurso Nacional de Cocina de Vinarós, también en 2008, o su Medalla de Oro en el Equipo Senior durante el Campeonato Intercontinental  de Europa WACS en 2013.

Actualmente, Alberto Moreno es propietario y chef corporativo del Grupo D.H. Gastro donde procura “transmitir una visión gastronómica muy personal, con elaboraciones singulares y fusión de sabores y texturas, en un intento de mezclar la cocina tradicional con la innovación”.

final bocuse spain
Los cuatro finalistas, en el centro de blanco, con los miembros del jurado. /RV Edipress
Comparte nuestra noticia...
  • 1
    Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *